7 Tipos de harinas sin gluten y sus usos

7 harinas sin gluten para sustituir las harinas con gluten

7 Tipos de harinas sin gluten y sus usos

5 / 5. Votos: 3

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¿Quién dijo que cocinar sin gluten es aburrido?

Existe una gran variedad de harinas sin gluten para sustituir la harina con gluten. Que además de ser muy saludables, son muy versátiles y te permitirán crear recetas sin gluten deliciosas e irresistibles para toda la familia.

Y para que te sea muy sencillo saber cómo diferenciarlas y qué usos puedes dar a cada una de ellas, aquí te dejamos nuestra guía de harinas sin gluten, aptas para celíacos o personas con intolerancia a la proteína del trigo. Pero también pueden ser un sabroso descubrimiento para aquellos que quieran probar harinas diferentes, nutritivas, sabrosas y con muchas posibilidades en la cocina.

Antes de empezar, queremos incidir en la importancia de que las harinas aptas para personas que padecen celiaquía solo son las que en su etiquetado así lo certifiquen. Porque aunque una harina de avena o de maíz no contienen gluten de manera natural, han podido ser producidas y envasadas en lugares donde también se trabajan con harinas con gluten y pueden contener trazas de otros cereales no aptos.

¡Nos ponemos manos a la masa!

7 Harinas sin gluten que no pueden faltar en tu cocina

El origen de las harinas sin gluten es muy variado. Pueden ser harinas de cereales, de pseudocereales, de tubérculos, de leguminosas o de frutos secos. ¡La variedad es enorme!

Harinas sin gluten más utilizadas

Hemos preparado una selección de las más utilizadas y fáciles de encontrar.

Harina de maíz

La harina de maíz es una de las harinas sin gluten más consumidas. Sin embargo, no es la harina sin gluten más nutritiva, aunque es rica en hidratos de carbono y minerales como magnesio, fósforo, hierro y selenio. Aporta vitaminas del grupo B, E y A. Y el yodo que contiene ayuda a regular el colesterol, procesar los hidratos de carbono y fortalecer nuestra piel y uñas.

Harina de arroz

Una de las ventajas de cocinar con harina de arroz integral es que es muy fácil de digerir. Gracias a su alto aporte de vitaminas del grupo B, favorece la salud intestinal. Contiene 12 aminoácidos esenciales y vitaminas de los grupos A, B y E.

Esta harina sin gluten aporta mucha energía, regula el tránsito intestinal gracias a la gran cantidad de fibra que contiene y también es buena para la piel.

Harina de trigo sarraceno

La harina de trigo sarraceno es la más rica en hidratos de carbono y fibra, y contiene elementos antioxidantes que no contienen otros granos, por lo que su consumo contribuirá a retrasar el envejecimiento celular. El trigo sarraceno es rico en vitaminas del grupo B y contiene proteínas y minerales como el potasio, el magnesio y el fósforo.

Harina de soja

Gracias a su riqueza en proteínas, esta harina sin gluten es ideal para dietas vegetarianas. Además, contiene fósforo, grasas, calcio, hierro y magnesio y es baja en carbohidratos.

Harina de mijo

Una de las harinas sin gluten más nutritivas. La harina de mijo nos aporta minerales como manganeso, selenio, calcio, fósforo, hierro y potasio, vitaminas del grupo B y E, pero además contiene muy poca grasa, proteínas y fibra.

Además, la harina de mijo ayuda a eliminar toxinas y a combatir la anemia, gracias a su alto contenido en hierro.

Harina sin gluten de avena

La harina de avena contiene una gran cantidad de fibra, que supone una importante ayuda para controlar el colesterol. También contiene multitud de propiedades antioxidantes. La avena es un cereal rico en proteína, grasas saludables, vitamina B y minerales como el hierro, calcio, fósforo, potasio o magnesio.

Además, los hidratos de carbono de absorción lenta, presentes en la avena, ayudan a prolongar la sensación de saciedad durante más horas.

Harina de garbanzo

Esta harina sin gluten, muy usada en la cocina oriental, contiene los mismos nutrientes que el garbanzo: proteínas, hidratos de carbono, minerales, fibra y muchas vitaminas.

Harinas sin gluten y sus usos

Pero ¿qué usos podemos dar en la cocina a cada una de estas harinas sin gluten? Aquí te dejamos algunas ideas.

Usos de las diferentes harinas sin gluten

Harina de maíz, perfecta para su uso en repostería

Gracias a su sabor dulce, te servirá para elaborar panes, pasteles, natillas, masa para tacos, crepes, tortitas dulces, galletas, etc.

Y si la combinas con huevo o agua con gas puedes obtener una pasta buenísima para rebozar.

Harina de arroz, la más fácil de utilizar

Puedes rebozar o preparar masa para crepes, pasta, buñuelos. Además, también es perfecta como espesante en caldos y salsas.

Una recomendación: es mejor almacenarla en el frigorífico o en un lugar fresco.

Harina de trigo sarraceno, muy recomendable durante los meses fríos

Es una de las harinas sin gluten muy utilizada para preparar crepes, panes o churros sin gluten.

Es una harina algo más oscura y de sabor ligeramente más dulce que recuerda al de los frutos secos. Su consumo es muy recomendado durante los meses fríos, ya que el trigo sarraceno es un pseudocereal energético y de naturaleza caliente.

Es una harina sin gluten muy utilizada para preparar crepes, panes, gofres o churros sin gluten. También se utiliza como base de los fideos orientales soba.

Harina de soja, perfecta para hacer pan

Tiene un sabor fuerte y es perfecta para la elaboración de pan de molde y repostería en general.

Cuando se mezcla con harina de maíz y de arroz le da un punto más denso y proteico al pan. También puedes utilizarla para preparar cremas de verduras y salsas tipo bechamel.

Harina de mijo, un cereal muy antiguo procedente de Etiopía

La harina de mijo tiene un sabor suave, neutro y muy aromático. Puedes usarlo en un montón de elaboraciones, desde el pan a croquetas con mijo. Es una harina sin gluten muy recomendable para hacer pan porque se hincha mucho, aunque requiere un poco más de agua.

Harina de avena, un montón de opciones en la cocina

La harina sin gluten de avena nos permite elaborar tortillas, pancakes, crepes, galletas, muffins y pan. Además, puedes agregarla a muchas bebidas y batidos. Y no sólo es apto para alimentos dulces, sino que también es perfecta para hacer masa para pizzas, crepes salados, etc.

Harina de garbanzo, la alternativa vegetal al rebozado clásico

Por su textura cremosa se puede utilizar en muchas recetas, pero sí es cierto que su sabor es fuerte, por lo que, si no te gustan los garbanzos, mejor no abusar de ella. Eso sí, si te gustan, disfrutarás de un maravilloso pan con harina de garbanzo.

Es perfecta para preparar una excelente tortilla vegana, si la mezclas con agua, ya que tiene la misma consistencia que un huevo batido. También puedes utilizarla para preparar hamburguesas veganas y falafeles.

¿Ya has visto algunas de la gran variedad de harinas sin gluten que tienes a tu disposición? En Airos te ofrecemos nuestros preparados de harina para repostería y panadería. Con estos mixes podrás hacer muchísimas recetas deliciosas aptas para celíacos, hechas para gustar.

¿Nos cuentas cuál es tu harina sin gluten preferida? 😉

5 / 5. Votos: 3

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Índice de contenidos

Únete a nuestra Newsletter

Consejos, recetas sin gluten y mucho más.


Categorías del blog